Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

Fundadores

 

H Rodolfo (Angel Rodríguez Suá¡rez)Así nos narra el H. Rodolfo (Hno. Chofo), fundador de la obra marista en Guatemala algunos detalles de la llegada de los Hermanos Maristas y de los primeros años de presencia:

 

"Todo lo hicimos escalonadamente: Un lunes, 25 de abril, llegaron los dos primeros Hermanos, Josías León Lacombe y Alcides; el jueves de la misma semana, los Hermanos Efrén Revelo y Pedro, el sábado, el Hno. Rodolfo Rodríguez. Como el Presidente no quería que anduvieran los religiosos con sotana por las calles, el Arzobispo nos previno, porque no quería pelear nada con el Presidente, aunque era del Partido Liberal Progresista."

H Alcides (Andrés P. Astudillo Mosquera)

 

Fuimos hospedados durante 15 días en el Palacio Arzobispal; luego nos pasamos para el Infantes... Por aquellas fechas la Catedral de Guatemala estaba sin torres, las estaban construyendo, y varias veces estuve allí arriba con los obreros... En esos quince días conocimos todas las iglesias de la Zona 1, era la única zona que existía, no habían más; el Cerrito del Carmen era un paseo ordinario; cerca estaba el Seminario..."

 

"El 30 de abril, ya estábamos presentes en el colegio San José de los Infantes, para empezar las clases el 15 de mayo. Guatemala no era la Guatemala que vemos hoy. Era una ciudad pequeña, no llegaba a los 100,000 habitantes. Poblada por lo más selecto de la colonia, ocupaba lo que es hoy la zona 1 con pequeños barrios".

 

H Efraín (Efraín María Revelo Unifarro)"Las calles estaban empedradas, como las de la antigua. La Sexta Avenida terminaba en el antiguo templo del Calvario, en la 18a Calle. Un kiosco y la estatua a Colón adornaban el Parque Central. La Catedral estaba sin torres, destruidas por el terremoto de 1917-1918. No había Palacio Nacional, ni casa Presidencial, ni el edificio de Correos, ni Estadio Nacional, ni Centro Cívico, ni Teatro Nacional, ni Palacio Municipal... ni tréboles, ni pasos a desnivel... Sólo había tres edificios de tres pisos, por temor a los terremotos. Carreteras de bueyes y mulas corrían las calles repartiendo los artículos de primera necesidad... carreteras de tierra... Autos, poquísimos..."93 - H Josés (León Maxime Lacombe Bochard)

 

"En aquellos tiempos las cosas no estaban tan caras, hasta con medio centavo podías comprar algo. Con 5 centavos podías tomar un refresco, o hacer un viaje en autobús. Comprabas un sombrero de lujo por un quetzál, y te daban vuelto un centavo. Entonces se pudo hacer un soberbio Palacio Nacional por menos de 3 millones. Realmente eran tiempos muy tranquilos. Nadie hablaba de asesinatos, robos ni secuestros..."H Pedro Alvarado (Ignacio Álvaro Guerrero Salas )